Ese maldito yo


''Intento en vano imaginar el cosmos sin… mi. Afortunadamente, la muerte se apresurará a remediar la insuficiencia de mi imaginación.'' E.M. Cioran
A veces me asfixias.
Me observas delicadamente. Repasas mi rostro. Pausas el ritmo en cada recoveco que encuentras.
Tu haz se trasforma en odio, orgullo, y asco. Todo desemboca en un gesto irónico.
Te acercas y me tocas. Sujetas mis manos mientras hundes tus ojos sangrantes sobre los míos inconclusos.
Tus manos ascienden por mis brazos lentamente.
Aprecio tu aliento sobre el mío. Paras unos instantes.
Inhalas el insignificante soplo caliente que parte de mi boca.
Intuyo lo que quieres.
Tus manos llegan a mi cuello. Lo estrechas con violencia. Me ahogas.
Cierro los ojos con fuerza para volverlos a abrir.
Se descubre ante mí un espejo.
Ese maldito yo.
Ese maldito yo que no soy yo.

Fotografía y texto Silvana Tarantino

1 Comentarios. Escribe tu comentario:

  • mery_de_lis says:
    26 de mayo de 2010, 15:03

    No sé que opinará Cioran, pero a mí me gusta más ese maldito tú

Labels